sábado, 8 de mayo de 2010

CUENTO DEL VIEJO ÁNGEL
El viejo Ángel ya estaba harto de que desde la Tierra, todos los fines de año,llegaran siempre las mismas peticiones, en forma de oraciones; salud, paz, alegría,felicidad, amor....Y nadie en la Tierra comprendía que esas cosas no caen del cielo como un regalo.
Asi que fué en busca del Ángel más joven y le hizo el encargo de que bajara a la Tierra y les susurrara al oido de todo el mundo para que pidieran algo que los hombres podían hacer y asi lo hizo, el Ángel joven.Pero las horas pasaban y no llegaba la oración que el viejo Ángel esperaba, hasta que por fin y a punto de que sonaran las 12 campanadas,subió hasta el cielo, unas palabras, claras y luminosas que un hombre decía.
Estas eran las palabras, en forma de oración.Un nuevo año comienza y en este mismo instante, empezemos a recrear un mundo distinto, un mundo mejor; sin violencias, sin armas, sin fronteras,sin rencores. Con amor con dignidad; con menos policías y más maestros, menos cárceles y más escuelas, con menos ricos y menos pobres. Unamos nuestras manos y formemos una barrera humana de niños,jóvenes y viejos, hasta sentir que un calor va pasando de un cuerpo a otro, el calor que tanta falta nos hace. Si queremos podemos conseguirlo, y si no lo hacemos, estamos perdidos,porque nadie más que nosotros podrá construir nuestra propia felicidad.
Desde el borde de una nube, allá en el cielo, dos Ángeles cómplices sonrien satisfechos. (Autor Pancho Aquino) transcrito por Antonia González.

3 comentarios:

  1. Antoñita, has escogido un cuento con una valiosa moraleja que aporta mucho. Es precioso.
    Un beso.
    Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  2. Veremos si ahora recibes este mensaje.
    Me encantan tus cuentos,simpre tienenu buen significado,un abrazo,ELICIDADES POR TU DIA,a sido ayer pero estaba en Portugal.

    ResponderEliminar