sábado, 7 de abril de 2012

DE PASEO POR PALMA


Todas las tardes, sobre las 4 me enfundaba en mi trenka y con las manos perdidas en los bolsillos, me iba a dar paseos por el centro de Palma, era algo que me atraía com un imán, por el ambiente que allí había, sobre todo en la carrer( calle) Jaime III, una de las pricipales c/ de Palma que es preciosa, con soportales en ambas aceras y comecios lujosísimos; además una de las cosa que más me llamó la atención fue la limpieza que había y la cantidad de turistas que allí se veían; era turismo de élite, gente muy elegante, que no solamente pululaba en aquella zona, sino en todo el centro. Despues de dejar Jaime III se torcía a la derecha y estaba el magnífico paseo del Borne, con una amplia zona peatonal a lo largo de todo el paseo, con árboles y bancos; a ambos lados había espacios para al circulación de coches y luego las aceras con cines y comercios de suvenir y comercios para regalos, había allí una tienda de porcelanas de Lladró que quitaba el sentido. Despues del Borne se pasaba por la fuente de la Reina, preciosa, y a la derecha, el bonito paseo de Sagrera, tambien peatonal en el centro, con palmeras, árboles y bancos, a la izquierda la carretera de circunvalación y el mar, a la derecha, unos edificios preciosos, entre los que destacaba , la Lonja.
Al hablar de la Lonja se puede pensar que se hace referencia a la lonja del pescado y nada más lejos de la realidad. La Lonja es una de las obras maestras de la arquitectura gótica , en la Isla de Mallorca,construida por el escultor mallorquin Guillermo Sagrera en 1447, por encargo de la Cámara de Comercio.Mallorca era una de las ciudades más ricas del Mediterráneo, tenía un comercio floreciente, de pescadores y había mucho dinero, por eso mandaron construir este bellísimo edificio. Un edificio, que al estar hecho por un escultor, tiene en sus fachadas, además de algunas esculturas, unas filigranas que parecen de encaje, sobre todo los ventanales parecen ,labor de calado. La1ª vez que lo ví me impactó su belleza y cada vez que pasaba por allí( que era practicamente todos los días) lo miraba totalmente facisnada y siempre descubría algo nuevo. Pero si el exterior es de impacto , el interior (foto de la izquierda) es increible. En la actualidad está dedicado a sala de exposiciones y solo se abre si hay alguna exposición.
Una vez que rebasaba el paseo de Sagrera, cruzaba hacia la izquierda y llegaba a los Astilleros que ya Miguel salía de trabajar y nos íbamos para casita por la avenida de la Argentina y en la esquina frente a la c/ que teníamos que coger, había una magnífica heladería y nos tomábamos un helado riquísimo, aunque fuera el invierno, allí hay heladerías abiertas siempre y yo , que no soy glotona, hacía un sacrificio terrible tomádome aquel haledo.

3 comentarios:

  1. Sí, conozco Palma, no tan bien como tú, ya que estuvimos sólo unos días de vacaciones. Completamente de acuerdo contigo, Antoñita.
    Vimos La Llotja, nos impactó las ventanas góticas, la fachada toda y el interior único y espectácular.
    Una vez más enriqueces con tus apotaciones, el concepto de la ciudad de turno elegida.
    Recuerdo que por aquél entonces Palma era una ciudad señorial, limpia y ordenada, algo cara, pero magnifica. Una vez más tengo que decirte...
    ¡¡¡ENHORABUENA!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía que hubieses estado en mallorca,ni cuando estuvistes,yo estuve hace 5 años y no es la ciudad que yo conocí,tan señorial como tu dices, ahora esáb a bastante abandonada, pero creo que ya esta mejor, de todos modos tanto la ciudad como la isla lleva mucho tiempo conocerla si no se vive allí. me alehro que la lonja te gustara tanto como a mi

      Eliminar