martes, 16 de mayo de 2017

Historia de las Minas del Castillo de las Guardas a través de mis gafas.

Embalse de las Minas del Castillo
Las Minas del Castillo de las Guardas fueron conocidas como 
"Mina Admirable y su grupo"; se encontraba en el extremo nordeste de la franja de pirita onubense, dentro de la provincia de Sevilla en su límite con Huelva.
Fueron explotadas en la Edad Antigua. Después de la Época romana tuvieron una parada de varios siglos. En la Edad Moderna no se realizaron trabajos, debido al fracaso metalúrgico. En la Edad Contemporánea fue la 1ª en pirita de la provincia de Sevilla. 
En 1,900 se construyó un ramal de más de 15 km, de ferrocarril, que unía las Minas del Castillo, con las minas de Rio Tinto; también en ese año se construyó la presa del Embalse como reserva de agua para el uso de la mina. En 1,916 se paralizaron los trabajos a causa de la guerra Europea. Los trabajos se reinician en 1,921 hasta 1,940 que vuelve a paralizarse la actividad como consecuencia de la 2ª Guerra Mundial. Finalmente desde 1,942 hasta 1,963, estuvo otra vez en explotación.
Los minerales que se extraían, de estas minas, eran entre otros, pirita de hierro, pirita cobriza,azufre, hierro,cobre, zinc y plomo.Estos minerales eran muy cotizados en Europa por su gran calidad.
aspecto general de las Minas del Castillo
A este lugar, perdido entre montañas, es adonde trasladaron a mi padre, desde Alcalá del Río, cuando yo apenas tenía 10 años y mi hermana 13.
Las Minas del Castillo era una aldea o pedanía que pertenecia al término municipal del Castillo de las Guardas, del que distaba unos 5 km. La carretera nacional, ( por decir algo) que, partiendo de Sevilla iba hacia Río Tinto y Nerva, pasaba por Las Minas del Castillo. Al principio de la Aldea, bordeando la parte derecha de la carretera, había una larga fila de casitas blancas, a la izquierda de la carretera, debido a lo accidentado del del terreno, no había casas.
Al final de aquella larga fila de casas, la carretera se partía en dos, a la derecha seguía hacia Rio Tinto y Nerva, la de la izquierda, siempre el terreno en ascenso, llevaba hacia, lo que podíamos llamar, el "núcleo" de la Aldea. Este "núcleo" tenía una sola c/ larga, pero una sola calle. Las demás casas, agrupadas en manzanas, estaban diseminadas, aquí y allá, según el terreno lo permitía.
Cuando la carretera se partía en dos,( como ya he mencionado,) en el terreno que quedaba, entre las dos carreteras, había un eucaliptal, al final  de estos eucaliptos estaba el Cuartel de la Guardia Civil, un edificio rodeado por un gran porche, que lo separaba de los eucaliptos. El edificio del cuartel había sido un antiguo hospital que había existido en tiempos de mayor auge de las minas, posteriormente lo habían preparado para cuartel de la Guardia Civil; tenía un gran patio interior, alrededor del cual, estaban las puertas de los pabellones para los guardias y sus familias, las demás dependencias, propias del cuartel. El patio era muy alegre, con dos enormes parras, que por cierto daban unas uvas muy ricas; también había un ciruelo y un naranjo.
Recuerdo que todo lo que veía me encantó, supongo que sería por la novedad del cambio y porque intuía que allí iba a tener más "libertad de acción"  que en Alcalá del Río, que desde que me cogió la bicicleta estaba tremendamente vigilada por mis padres.
Y¡¡vaya si tuve acción!! fue la época de mi vida que recuerdo como más divertida y más salvaje. Menos mal que tuve a mi padre, que supo "modelar", con paciencia, cariño y bastante severidad, mi personalidad; aunque él se reía bastante con "mis cosas" cuando, pasados los años, las recordaba.
Ya contaré algunas de mis "proezas y hazañas" y como se vivía en aquella época y el equilibrio que mi madre hacía para llegar a final de mes, del mismo modo que les pasaba a las demás amas de casa en, los difíciles años del 44 al 50, que fueron los 6 años que vivimos en las Minas del Castillo.
Datos de Wikipedia: Imágenes de Google.













3 comentarios:

  1. Conozco el pueblo y el zoológico, son algo que merece la pena de ver, por su historia y curiosidades. De lo más interesante el zoológico, memorable día.
    Una entrada estupenda y me has traido preciosos recuerdos.
    ¡Gracias, Antonia!
    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. El pueblo al que te refieres, es el Castillo de las guardas y Las Minas del Castillo era la Aldea donde estaban las minas, que es donde ahora está la llamada "Reserva del Castillo de las Guardas", y la Aldea era donde vivián los que trabajaban en las minas y donde dosotros vivimos.Permíteme que te diga que no es un zoológico, es una reserva de animales de distintos sitios, muchos de ellos salvajes, nosotros hemmos ido todos los años, a mi me encantaba ir porque aquellos sitios me traen muchos recuerdos, ahora , con los niños ya mayores, no vamos tanto, pero solo con ver el paisaje merece la pena de ir. Te agradezco siempre tus comentarios,y te mando un monton de besos.

    ResponderEliminar
  3. Hace poco que fui de excursión al castillo de las guardas que no conocía y tuve ocasión de conocer la reserva tan estupenda y lo cerquita que esta, pasamos un día muy bueno aunque al pueblo no pude subir por las cuestas tan empinadas y ya no esta una para esos trotes, pero como lo describes tan bien me parece que estoy andando por allí. Sigue escribiendo que ya se por donde encontrarte, un beso y hasta mañana que ya es el final.

    ResponderEliminar